Tu marca personal y las oportunidades laborales

Posiblemente te sea fácil describir las razones por las que compras una determinada marca de shampoo una y otra vez, quizá alguna vez viste una publicidad y quisiste probar si lo que te prometía ese producto era cierto.  Cuando descubriste la validez de su promesa, te volviste fiel a esa marca.

¿De qué manera se relaciona este concepto del mundo del mercadeo con los procesos de transición laboral?

Los reclutadores reciben miles de curriculums semanalmente por lo que resulta fundamental encontrar la manera de destacar entre los muchos postulantes para ser considerado como potencial candidato para la posición.   Es acá donde el concepto de marca personal se vuelve relevante.

Independientemente de si te encuentras en un proceso de transición laboral o no, tener una marca personal claramente definida te permite tener un mensaje concreto de quién eres, qué experiencia traes y en qué dirección estás yendo De esta manera estás trasladando información clara al mercado laboral, incrementando tu nivel de empleabilidad y destacando así de la competencia.

¿Por dónde empiezas?  Revisa tu CV y perfiles de redes sociales, son los principales comunicadores de tu marca personal.  ¿Están comunicando lo que deseas? ¿Se encuentran alienados con tus objetivos de carrera?  ¿De qué manera puedas lograr que estos objetivos estén plasmados en tus herramientas de comunicación?

Hoy la sociedad vive en lo digital, y esto no es una excepción para el mundo organizacional.  Los headhunters y gerentes de selección buscan cada vez más a los potenciales candidatos en la web y en redes sociales.  Te sugiero revises en primer lugar cómo está tu nombre posicionado, luego desarrolla tu estrategia de marca personal:

  • Ingresa tu nombre en Google y mira qué es lo que viene primero.  ¿Esta información está en línea con lo que deseas comunicar?  Si no lo está busca a un especialista que te ayude a mejorar tu imagen profesional.
  • Crea tu perfil de Linkedin y asegúrate de usar todas las estrategias que te ayuden a mostrar un perfil profesional.  No quieres transmitir una imagen poco cuidada en esta red social.
  • Únete a algunos grupos de Linkedin o crea uno. Sé activo en esta red.
  • Cuida lo que publicas en Facebook, incluyendo comentarios y fotos.  Los reclutadores revisan los perfiles antes de tomar decisiones de contratación.
  • Cuida las configuraciones de seguridad de estos perfiles y asegúrate que estás compartiendo información con quien te interesa.
  • Desarrolla tu network antes que lo necesites.  Mantenerte en contacto con personas es una labor constante, no solo cuando un estás en búsqueda de una oportunidad laboral.

Por supuesto existen infinidad de estrategias en el desarrollo de tu marca personal, infórmate, averigua e impleméntalas.  De esta manera te asegurarás que estás abordando las oportunidades laborales de una manera profesional, destacando así del montón y mejorando las posibilidades de transformar esa oportunidad en una oferta concreta de trabajo.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top